El movimiento plebeyo y el peronismo

No existen dudas por lo menos para quien suscribe que el movimiento peronista fue y será uno de los principales en la historia política de nuestro país. El trabajo de Ezequiel Adamovsky “Historia de las Clases Populares en Argentina” invita a un recorrido más que interesante por la irrupción del mismo es por ello que marque algunas frases que me parecieron interesantes como por ejemplo “la representación de la dignidad laboral” “1945 escenario de lucha de clases” “orden social que relegaba a la población a la pobreza” “la figura de Perón permitió a las clases populares argentinas superar la fragmentación” esto como para representar su significancia. Continuando con la línea del trabajo de referencia Perón no esperaba contar con el apoyo tan masivo de la gente como tampoco la masa tenía previsto ser liderada por alguien como Perón. Lo cierto es que con un discurso populista y nacionalista supo llegar a ese bajo pueblo despreciado por las clases más decentes o conservadoras al que llamaban “descamisados” o “cabecitas negras”.  Ejerció sus mandatos en lo que fue una suerte de doble juego porque por una parte se erigió como líder de los más desposeídos pero a su vez fue su verdugo al pactar con los empresarios a la hora de quitar o disminuir los beneficios que el mismo había otorgado.

Una de las partes que llamaron mi atención tiene que ver con lo que significó la movilización de los pueblos originarios y el protagonismo del pueblo colla como así lo que significo esta suerte de puesta en escena para mostrarse ante el resto del país y lograr el apoyo necesario. El autor expresa que decidieron llamarse “malón” mientras que debieron hacerse cargo de los prejuicios que ser indio evocaba mientras que destaca “los collas en verdad nunca habían hecho malones pero le agregaron “de la Paz” justamente para contrarrestarlos. Caminaron 2.000 kilómetros desde Jujuy hasta Buenos Aires lo que significó en días dos meses y medio de marcha finalmente  aquellos que resultaron desposeídos de sus tierras por los terratenientes y latifundistas fueron expulsados de Buenos Aires situación que fue programada por el gobierno de turno. Perón dijo no saber nada mientras que nombró una comisión investigadora la que nunca investigó y el asunto fué olvidado. A grandes rasgos lo que sucedió permite entender lo que significó la tensión que el movimiento plebeyo ejercía hacia adentro del movimiento.

Si bien las conquistas sociales fueron importantes ya que los salarios aumentaron hasta un 60% entre los años 1945 al 1949 y los sindicatos aumentaron en sus afiliaciones por más de un 350 % la caída del poder adquisitivo en los salarios en 1949 sumado al respaldo en 1950 en dar marcha atrás a los derechos laborales. A su vez Perón continuaba apoyándose en el movimiento obrero pero ya había comenzado a precipitarse el final de uno de los gobiernos más significativos de la República Argentina.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.