Compañera…

Sin demasiados preámbulos en el día de hoy acabo de finalizar con esta adaptación de uno de los poetas latinoamericanos de mi agrado. No quiero extenderme demasiado en la presentación de este escrito . Aquí se los dejo…

Viviana,
compañera,
compañía,
sé que allá será ayer
y como siempre
te habrá sido más largo el día domingo,
ese andar por la casa,
eso de estacionarte en la cocina
y ponerte a pensar que yo estoy lejos,
que acá será mañana
y que los lunes
eres más puntualita
con mi modo de ser,
con mis defectos,
con mi impuntualidad,
con mis camisas.

Mañana que amanezca
y sientas como ganas de ir de prisa,
más rápido este lunes
y hasta con un extraño vaivencito
al servir el café,
al besar chucu chucu a nuestros hijos,
no lo sabrás, amor, pero lo cierto
es que has viajado en tren todo este día,
por geografías extrañas,
huidizas,
porque, como quien anda con su sombra,
tú viajas en segunda,
lees,
fumas,
te duele la cabeza y vas llegando
a una aldea de casas amarillas,
sin boleto de viaje,
sin papeles,
como de contrabando entre mi sangre,
tan íntima
que ahora ya no sé si es que los trenes
se estremecen así tan dulcemente
o eres tú, compañera,
que palpitas.

Autor: Antonio Preciado / Poeta Ecuatoriano

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.