Cómo salir a correr en días frescos

Cómo salir a correr en días frescos
The runner

Salir a correr se ha tornado una de las prácticas con más participación en las distintas ciudades de la provincia y el país. Si bien ésta práctica no requiere de una invesrión de consideración es necesario tener en cuenta ciertas pautas, aquí una de las experiencias.

El lunes último (9 de abril 2018) salí a correr por un camino rural, en Roca.

A las 18.30 estaba lindo, con cierto aire templado más que agradable.

A la hora y cuarto posterior, cuando ya tenía planeado ir terminando el entrenamiento running, la tarde ya estaba fresca. No tenía qué ponerme encima de mi remera.

Al rato tenía una molestia lev

e en la garganta.

Ahí me di cuenta que no había previsto aún la cuestión del abrigo para salir a correr.

De inmediato recordé, nunca es tarde para rectificar conductas, consejos de cómo preparse para salir a entrenar al aire libre en días frescos.

Primero, no olvidar que los calentamientos son más largos. Con frío se necesitan unos diez minutos más que en verano para entrar totalmente en calor y notar que los músculos ya están activos.

Saber que las prendas de algodón absorben toda la transpiración y terminamos empapados siempre.

 

 

Cómo salir a correr en días frescos

Salir a correr, en la medida de lo posible, cuando todavía hace sol. Correr con los rayos del sol, nos protegerá y tendremos una sensación más agradable al correr.

La garganta sufre más con el frío: sobre todo en entrenamiento intensos, donde tendemos a respirar por la boca. El aire, al no pasar por la nariz, no se calienta, lo que hace que entre directamente frío, algo que puede irritar a la garganta. Intenta, al menos al principio, respirar por la nariz, para hacer ese calentamiento de las vías aéreas superiores. Después de entrenar no viene nada mal mimar la garganta con alguna infusión caliente y miel.

Es útil vestirse por capas. Corremos con una remera de manga corta pero tenemos enlazada en la cintura una de manga larga o una campera cortavientos liviana.

Cuidado con el viento. Con él la sensación térmica es peor, parece que nunca entramos en calor. Y si transpiramos mucho el cuerpo nos queda helado.

El frío no es impedimento para salir a correr. Solo hay que tener en cuenta algunas cosas, sobre todo saber vestirnos de forma adecuada y planificar el entrenamiento en horarios amigables. / Fuente RN on line

Cómo salir a correr en días frescos

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.