Arroyo Ventana: una gestión que reconstruyó un pueblo nuevo

Arroyo Ventana: una gestión que reconstruyó un pueblo nuevo

En abril de 2014 un aluvión sorprendió a los vecinos de Arroyo Ventana en plena madrugada. El agua y el barro se llevaron absolutamente todo: casas, escuela, centro de salud, salón comunitario.

Pero la comunidad transformó ese dolor en fortaleza, y con el Gobierno Provincial presente desde el primer día, volvieron a levantar el pueblo ladrillo por ladrillo. 

No existen registros en los libros de historia de una situación similar en Río Negro: un Gobierno trabajando en conjunto con vecinas y vecinos para reconstruir un pueblo desde cero tras un desastre natural.

Día tras día, El Gobierno y los pobladores se dedicaron a planificar y reconstruir su hogar. Se eligió un nuevo asentamiento, cruzando la Ruta Provincial 58, a 500 metros del anterior, en un terreno más alto y fuera del alcance de las crecidas del arroyo.

La Provincia estuvo presente de inmediato, a través de diferentes organismos. Porque si bien se comenzaba a planificar la obra futura, había urgencias que atender: asistir a las familias que habían perdido todo, garantizar los servicios básicos y reparar 15 kilómetros de acueducto que habían sido arrastrados por el arroyo. Rápidamente se dispuso invertir casi $20.000.000 para cubrir las primeras necesidades.

De a poco, el nuevo pueblo comenzó a tomar forma. Se inauguraron la nueva escuela, el nuevo tendido eléctrico e iluminación, se entregaron casas y se pusieron en marcha los garrafones. También se relocalizó la nueva cancha de fútbol y se construyó el nuevo salón de usos múltiples.

En octubre de 2017, tres años y medio después de la tragedia, se cortaban las cintas del nuevo Arroyo Ventana, un pueblo que volvía a nacer.

Se sumarían luego más viviendas, un centro de atención primaria de salud, un destacamento policial y una estación móvil de combustible. Los servicios estaban garantizados.

“Esta es la muestra cabal de que para nosotros nunca hubo, ni habrá, ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Todas las familias rionegrinas tienen los mismos derechos, vivan donde vivan. Esta es una provincia donde todos nos sentimos parte, nos sentimos iguales y donde tenemos las mismas oportunidades”, resaltó el gobernador Alberto Weretilneck.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.