Te fuiste para «Pineda»

Aún da vueltas por mis pensamientos tu imágen, para mi no te fuiste que decir… ni siquiera entiendo como suceden algunas cosas, lo cierto es que ocurren, este 2019 es áspero, difícil… por Febrero se murió «El Bocha» mi viejo…

Hace varias noches que no duermo y venís a repetirme  cosas que ya me dijiste: no pierdas el tiempo,  no se recupera, estudiá, independizate, se mejor persona cada día, no importa la plata…

Una vez te pregunté si te querías morir me dijiste que no, entonces porque te dejaste ir…? y aquella vez que te llamé llorando…siendo ya un boludo grande…? vos estabas ahí del otro lado y no me solucionaste una mierda el «quilombo» pero estabas ahí…!

Después de casi 5 meses de no verte te bajaste del auto venías con tu primo Pablo y la tia Maria ellos habían llegado de Salta… te acordás? yo te dije prestame ya 3 lucas..!, abriste los ojos grandes y me dijiste «no se si llego che…» y te repetí es en joda boludo!

En el sanatorio en tus ultimas horas tiraste, entre lagrimas, «cuiden a la vieja…» yo te contesté riendome…»dejame de joder loco, curate y cuidala vos…» me dijiste que conmigo no se podía hablar que siempre era el mismo pelotudo…me dormí esa noche al lado tuyo, me llamaste y no te di bola o si… después le dijiste a todos «…no entiendo a que vino este…»

Te quejaste porque cada vez que te despertabas Messi estaba haciendo goles en la tele…

Quedaron «La Isa» y Emanuel a tu cuidado, tuve que volver a mis ocupaciones y esa mañana recibí como dice mi hermano el cross que te manda a la lona «El Bocha se fue…»

No lloré, no lo he hecho desde ese día y creo que de a poco hemos aprendido a transformar el dolor de tu partida en alegría, al recordarte todo el tiempo y al repetir en el grupo familiar tus cuentos, tus dichos, tus pensamientos…

Nunca vi en un cementerio llorar a los sepultureros… y dice la vieja «pero che… si a tu padre lo conocían hasta los perros…»

Dirigente, locutor y tanguero, fuiste a la Escuela 14 a contarle a los pibes como era Buena Parada en tu época…

En el club vas a estar siempre vos y «Pelao» Gonzalez aún los veo irse en bicicleta con una pala cada uno a transplantar gramilla en la cancha. siempre riendo, siempre contando cuentos…

Después de muchos años volviste a sentarte como dirigente del «Fortín» no querías saber mas nada pero el amor por la institución pudo mas y volviste para acompañar a «Pato» Barona…moviste las fichas…se perdía el club, desaparecía, pudiste traerlo a la vida…después te fuiste y yo se que un tanto triste…

Tu herencia para nosotros tiene porcentajes del barrio, colores de una camiseta a rayas rojas y blancas, también algunas partes del reglamento del fútbol argentino, quejas contra el sistema y la sensación interminable de entender que mucha gente te quería y te  va a querer bien por siempre…

Finalmente se dió lo que anunciabas, te «fuiste para Pineda…»

Relajá! diría mi hermana «La Negra» cero cuentas pendientes con nosotros…diste lo mejor, eternamente te lo agradecemos…

Un pensamiento en “Te fuiste para «Pineda»

  1. Capo. Muy bueno
    Lo que le escribís a tu viejo , acordate el que parte siempre permanece presente , nunca se va siempre está en nuestro corazón, este año se cumplieron 25 años de la partida del Toto mi viejo y al día de hoy siempre esta conmigo. Lo siento a mi lado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.