Frase que por lo menos en mi causa una sensación de honorabilidad y respeto. Cuando la expresa el Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires Sergio Berni en los diferentes medios de prensa no me cae bien. Siento que no debería decirla. Ahora si tuvo el privilegio de ser soldado conscripto es otra cosa.

Seguir leyendo