Algunas declaraciones del presidente brasilero no se entienden. Mejor dicho si se entienden. No creo que sea necio o ciego para  que el mundo se está derrumbando. Mas de lo que ya estaba sin lugar a dudas.

Seguir leyendo