Si lo hay. Lamentablemente. Está presente en todo momento. Cada día de nuestras vidas. Alguien comentaba por ello lo escuchaba en silencio. Como una sesión de terapia. Muy parecida. Entonces cuando la persona se retiró del recinto comenzó otro proceso.

Seguir leyendo